AJAX Google Translator

Banner
Sábado, 11 de Septiembre de 2010 19:15

Batería de Alta Tensión en el Toyota Prius Híbrido

Vehículo : Toyota Prius

La batería de alta tensión provee un voltaje de 220 V en las versiones más modernas, y voltajes mayores para versiones anteriores del Prius, y lógicamente estos valores cambian dependiendo del fabricante, este voltaje en el caso del Pruis proviene de un paquete de 14 baterías en serie dispuestos así...

Publicado en Notas Técnicas
Viernes, 25 de Noviembre de 2016 21:51

Los vehículos eléctricos, listos para ganar la calle

La apuesta de contaminación cero de las principales automotrices

Es el auto eléctrico, que no contamina, no hace ruido y al que, en lugar de pasar por el surtidor, hay que enchufar todas las noches a un simple tomacorriente.

Desde que los gobiernos de los países industrializados tomaron conciencia de la contaminación atmosférica que producían los vehículos, la legislación para restringir las emisiones de gases de automóviles se endureció progresivamente.

Las reglamentaciones de la Unión Europea a los fabricantes, desde la norma Euro I de octubre de 1994 hasta la Euro V, que entrará en vigor el mes que viene, obligó a limitar las emisiones de gases. Muchos de los niveles de emisiones requeridos no pueden cumplirse con los motores de combustión interna que equipan a los actuales autos.

Así, desde mediados de los 90 los fabricantes presentaron ideas con energías alternativas, que decantaron en tres tipos de vehículos: híbridos, de celda de combustible y eléctricos.

De los primeros, que combinan un motor de combustión con uno eléctrico, ya circulan más de 3 millones en todo el planeta. Pero con ellos no se logra la deseada emisión cero, porque queman combustibles fósiles. Los prototipos de celda de combustible, que producen electricidad a partir de la combinación de hidrógeno y oxigeno, tuvieron una etapa de furor, pero la dificultad para almacenar y proveer el hidrógeno los han postergado.

El auto eléctrico, que fue precursor del de combustión interna en el siglo XIX, siempre cargó con una gran cruz: la escasa autonomía por la rápida descarga de las baterías, a lo que se suma el largo tiempo que se necesita para recargarlas.

Los avances tecnológicos han venido en ayuda del auto eléctrico, en especial con los grandes packs de baterías de ion-litio de gran potencia que, ahora, permiten una autonomía de 160 km. Más que suficiente para el tránsito urbano (estudios hechos por G. M. revelaron que el 67% de los usuarios circula menos de 60 km por día), pero no para largos viajes.

Además, debe contarse el ínfimo nivel de ruido; la gran capacidad de aceleración, gracias a la entrega continua del máximo par motor (que en los vehículos convencionales tiene un pico y luego cae), y la eficiencia. El rendimiento de la energía eléctrica transformada en mecánica para mover al vehículo es del orden del 60 al 85 por ciento. En un automóvil convencional, esta eficiencia, con un tanque de combustible, llega en el mejor de los casos al 20 por ciento.

Pero la evolución no cesa. La marca alemana BMW develó hace poco su proyecto Megacity. Un automóvil de cuatro plazas con estructura de fibra de carbono (para reducir el peso) y un sofisticado tren de fuerza con motor eléctrico y baterías. Los norteamericanos tampoco pierden el tiempo. Ford tiene su proyecto y General Motors ya lanzó el Volt, en realidad, un híbrido plug-in . La fuente primaria de propulsión del Volt es la unidad eléctrica, pero, para incrementar la autonomía, tiene un motor de combustión (1.4 turbo) que se usa sólo para cargar las baterías en un viaje extenso.

Publicado en Radar Automotriz
Página 3 de 3
YOU ARE HERE: Notas Técnicas Mostrando articulos por etiqueta: hibridos